Revista Campo para Todos N° 193 – Abril 2024

Revista Campo para Todos N° 193 – Abril 2024

El bienestar animal y el seguro de carga en el transporte de hacienda

Entrevistamos por teléfono al Sr. Manolo Lamas, propietario de Transportes 1° de Enero y referente a nivel nacional en lo que hace a transporte y logística, para que nos cuente su experiencia sobre un tema muy importante como el bienestar animal y el seguro de carga en el transporte de los animales.

“Para hablar del bienestar animal y del seguro de carga, justamente ayer me llamó un colega de Salta que tuvo que hacer un movimiento interno de 50 kilómetros de una estancia a otra de un cliente, varios movimientos, y en la primera carga ya de antemano lo cargaron apretado, el chofer le dijo que no, que estaba muy apretado que iba a tener problemas, y el cliente le insistió. Resumiendo, llegaron 5 animales muertos. El tema es, ¿Quién paga esa muerte? En principio uno lo piensa y dice, lógicamente el transportista, pero si vos consideras que es el dueño, ¿dónde está el documento que diga que el dueño presionó para que esa carga fuera así?
Bueno, eso es lo que ha pasado en los últimos 20 años, en el 99% de las cargas donde el chofer no ha querido cargar más de lo que tenían que cargar, hacienda de distintas categorías o que acaba de salir del baño, que está mojada y te la quieren cargar así, entonces, todo ese tipo de cosas generan muertes, porque el animal se echa y no se puede parar. Antes se lo descontaban todo al transportista. Ahora está cambiando todo lo que es la metodología y las normas de procedimiento del transporte, el dueño de la carga es el chofer. El chofer tiene que ser profesional y tiene que pedirle al cliente que le cargue lo que tiene que cargar, ya no es más como antes que cargaba el dueño de la estancia y le decía como tenía que cargar, porque somos nosotros los responsables de la carga, puntualmente en lo que me decía este colega ayer, que ahí en este caso fue responsabilidad de los dos, un 50% de cada uno, el productor por que lo quiso cargar así, y el chofer porque se lo permitió. En este caso el seguro de carga no lo cubre, si toda muerte, pero por accidente de tránsito o robo.


El seguro de carga no cubre muerte arriba del camión, porque puede haber negligencia como en este caso, pero también es porque a veces hay algún animal que tiene enfermedades respiratorias, que se manifiestan cuando se mueven y cuando están justo arriba de la jaula, cuando el animal está exhausto y empieza a echarse porque no tiene aire.
La carga puede estar en perfectas condiciones y la tropa bien preparada, pero igual hay mortandad y ahí no hay responsabilidad ni del productor ni del transportista. Si el transportista le avisa al productor, que se viene echando el animal en la carga, no es su responsabilidad y tampoco cubre el seguro.
Lo que quiero dejar en claro es que hay que tratar de que el chofer sea quien maneje la carga, para evitar inconvenientes, y también todo lo que es el tema de bienestar animal, porque, ese animal que lo cargaron mal, apretado, después viene echándose al piso y termina pisoteado y a la larga termina llegando a destino muerto.

Nosotros tenemos una planilla de capacidades de carga, hablando de una sola categoría, por ejemplo, terneros de 180 kg en una jaula doble piso en un semirremolque entran 130 y en un chasis con acoplado entran 115. Ahora, si pesan 190 kg, no entran 130, entran 120, y en chasis con acoplado entran 110.
Por ejemplo, nos contratan para cargar animales de 180kg, enviamos un chasis con acoplado para 115 y resulta que pesó 190kg, entonces, un chofer responsable dice no, y ahí es donde hay que explicar, con responsabilidad, honestamente y profesionalmente, que es preferible dejar animales en el campo. Que entienda el productor, el comisionista, el consignatario, aunque quede disconforme, porque cree que puede cargar más o necesita la plata entonces necesita cargar más, es preferible dejar dos o tres terneros en el campo, a que lleguen muertos a destino. No le sirve a nadie que llegue un animal muerto, ni al que vendió ni al que compró, ni al comisionista ni al transportista.
A la larga o a la corta eso es mucho mejor, porque el productor ve que uno le cuidó la carga, que le cuidó la hacienda y eso tiene un premio, aunque en el momento pueda generar un conflicto, pero a un productor que vos le llegás con la hacienda muerta, queda disconforme, porque no solo que se le murió el ternero, si no que después ese ternero no le va a generar la ganancia que le iba a generar en su momento.


Hoy en el mundo del transportista de hacienda, los jauleros se han profesionalizado. Marcos Giménez Zapiola que fue un pionero en bienestar animal, con el tema de los banderines y manejar la hacienda tranquila en los corrales, dijo en Palermo el año pasado, el sector que más avanzó y más se profesionalizo con respecto al bienestar animal, en el sector de ganado, fue el transportista de hacienda. Nosotros somos los que estamos denunciando el tema de las demoras en las industrias frigoríficas, del bienestar animal, de las horas que nos tienen para cargar o descargar, pero bueno, lo importante es que hay que tratar de minimizar la mortandad, hay que tratar de cargar responsablemente para que gane toda la cadena y bueno, el tema del seguro de carga es, justamente por accidente de tránsito o robo, no muerte arriba del camión”.

Compartir esta Noticia:

Noticias Relacionadas

Desde 1996, Revista Campo para Todos, es el único medio especializado en el sector agropecuario de la provincia de Santiago del Estero.