Revista Campo para Todos N° 191 – Febrero 2024

Revista Campo para Todos N° 191 – Febrero 2024

Aplicando nuestro protocolo tuvimos 50% menos picudo que la campaña anterior

En dialogo telefónico con el Ing. Agr. Carlos Mitre nos contó como fue la campaña algodonera en la margen izquierda del área de riego del Río Dulce. Mitre es asesor técnico de la Asociación de Productores de la Zona IV de Santiago del Estero.

Nosotros en la Zona IV (margen izquierda del Río Dulce), estamos terminando la cosecha, prácticamente en un 90% de la superficie.
Con respecto a la destrucción de rastrojo, en la primera semana de junio teníamos prácticamente un 50% del rastrojo destruido.
En cuanto a la producción, el rendimiento promedio de toda la zona de riego puede andar alrededor de los 2.500 a 2.700 kg/ha, obviamente hubo campos que hicieron picos de 4.000 a 4.500 kg/ha, y otros también con muy bajos rendimientos de 1.800 a 2.000 kg/ha por eso, ese promedio en general es más o menos el que venimos arrastrando nosotros. Las calidades de los algodones de cosecha de marzo hasta antes del temporal tuvieron clasificación “C”, “C ¼” con muy buena característica de la fibra. Después de los temporales comenzó a caer la calidad de fibra, y obviamente esta última tanda de mayo junio se notó que la mayoría caen a “D”. Esto fue causado por el problema de escasez de defoliante, al no poder conseguir, algunos productores pudieron utilizar los que tenían de la campaña pasada, pero la verdad que nada que ver con el efecto de los nuevos porque son herbicidas desecantes, no son defoliantes hormonales como los que usábamos anteriormente, se comportan bien con temperatura elevada, pero en cuanto cae la temperatura, desecan pero no voltean la hoja, eso te agrega mucha materia extraña a la fibra y lo termina ensuciando, bajando la calidad de fibra, de manera que también te reduce los puntos en el desmote.

En cuanto al rinde, ¿Cómo fueron los promedios dependiendo del material que usaron?

Si te tendría que dar un promedio que sacamos tomando unos 20 o 30 productores en referencia, con alto volumen, la variedad DP 1238 BGRR mantuvo un desmote muy bueno, te diría que está entre los 35 y los 36 puntos de fibra promedio de desmote (por ejemplo, por cada 1000 kgs de bruto que ingresa a desmotadora salen o “rinde” 350 a 360 kg de fibra), y el NuOPal RR estaría entre 33 y 34 fibra de desmote, obviamente en ambos hubo picos muy altos sobre todo en el DP 1238 BGRR, que llegamos a tener 38.9, hasta rozando los 39 puntos de desmote y en un NuOPal RR en 37.5 a 38. Obviamente como te digo esos son picos que sirven para ver hasta dónde podemos llegar con estas variedades, fue sorprendente, hubo campos que tuvieron en rendimiento de 1.200 a 1.300 kg de fibra por hectárea, acompañando esos desmotes con un promedio de 3.000 a 3.500 kg de algodón, son excelentes.
Con respecto a la cosecha, siempre es problema, porque al concentrar la mayoría de las fechas de siembra los cultivos llegan prácticamente todos juntos y las máquinas no alcanzan para ir a todos los lotes, por lo que hay que esperar, pero por suerte las precipitaciones no fueron muy abundantes y tuvimos un buen abril a pesar de todo, después de haber sorteado muchas etapas malas al principio con el tema del frío, complicaciones con el agua, logramos al final de la campaña, cosechar tranquilamente y terminar.
Con el tema flete siempre pasa lo mismo, en todas las desmotadoras, al concentrar la fecha de siembra la cosecha se concentra por tanto también las desmotadoras, también los fletes se complican y el que tiene o logra conseguir una máquina de rollos tiene adelanto significativo, porque el flete se hace mucho más rápido, porque puede desmotarlo después o lo puede conservar en el campo de alguna manera por lo que hay alternativas para ir viendo.

¿Cómo les fue con el precio y la pandemia?
Lamentablemente el mercado no nos acompaña, porque estos rendimientos en fibra con un buen precio hubiese sido algo excelente para el cultivo, pero esto del coronavirus nos afectó seriamente, en general, desde el punto de vista económico mundial, bueno y al algodón obviamente lo afectó bastante dejando prácticamente paralizada la comercialización, imaginate que los precios que se manejaban antes del tema de la cuarentena eran, según la cámara algodonera, creo que 92-94 mil pesos por tonelada de fibra y llegó tocar pisos de 67, hoy está en 73-76, o sea que, el derrumbe de precios más la inflación que nosotros tuvimos da un número con el que el productor que sacó buenos kilos tendrá que poner la espalda para aguantar y después comercializar la fibra, pero para el mediano, para el productor que no tiene mucha espalda, que termina la campaña y espera cobrar, esta campaña se hará larga. Hay que tener en cuenta que prácticamente ya estamos muy cerca de empezar con los preparativos de la siguiente campaña ya a fines de julio se empieza con el tema labranzas, a preparar los suelos, los que trabajaron con cobertura.
Ahora recién se está empezando a mover algo en las hilanderías así que esperamos, que pueda subir un poquito más el precio o por lo menos haya un flujo más continuo en la comercialización.

¿El agua?

Con respecto al agua, la pluviometría que medimos en algunos campos en comparación con la campaña pasada que cerramos con 850 milímetros de lluvia, este año en el mismo campo cerramos con 250 milímetros, obviamente se ha notado la ausencia de la lluvia. En algunos nos castigó seriamente porque cuando no hay una precipitación fuerte que te acompañe, dificulta el sistema de riego, porque obviamente no alcanza a cubrir la demanda global en tiempo y forma. Se notó mucha diferencia entre los algodones que pudieron llegar a regar cuando el cultivo lo requería y los otros que se demoraron, en algunos casos hasta 1.500 kg de diferencia.
El tema de agua es un problema que van a tener los productores, porque el volumen de agua embalsado, si no hay precipitaciones tempranas para que ayude el ingreso, estará complicado y es un tema importante a resolver. Hay que aprender a tener un uso eficiente en los riegos, esto siempre sirve para que el productor acomode sus comuneros, acomoden sus acequias dentro del campo y ahí es donde todos ganamos un poco más de eficiencia.

¿Los problemas con malezas?

Amaranthus palmeri (yuyo colorado)

Con respecto malezas, en algunos campos tuvimos problemas con Amaranthus palmeri (yuyo colorado) que es una maleza resistente al glifosato y está complicando un poco las cosas porque en algunas hectáreas avanzó muchísimo, para eso vamos a tratar de hacer una rotación de cultivos para cortar un poco la reserva que tiene de semillas en banco. Esto no es algo que está muy difundido en todos los campos. Se inician con focos importantes y notamos que se dispersa mucho con el agua porque aparecen en la cabecera y en cola de lote, entonces evidentemente lo arrastra el riego y por eso la difusión se hace más rápido. Hemos probado productos casi finalizando el ciclo del algodón para y tratar que el Amaranthus no llegue a semillar, pero aún no se lograron buenos resultados.

¿Qué plagas tuvieron?
Con respecto a esta campaña las plagas, al no haber tantas precipitaciones llegamos a poder aplicar tranquilamente, con respecto a la campaña pasada, en algunos campos estuvimos entre 3 y 4 aplicaciones menos, en otros donde hay un poco más de presión de picudo terminaron la campaña con 9 aplicaciones, otros terminaron con 6 aplicaciones. En la Zona IV, con el tema picudo estuvimos mejor, en un 50% menos que la campaña pasada, porque pudimos aplicar mejor, en tiempo y forma, con productos con más residualidad, porque no afectaba tanto la lluvia. Las chinches tampoco estuvieron. Sorprendió la menor cantidad de Picudo, por eso estamos recolectando datos con técnicos del INTA. Esto es el resultado de un esfuerzo de años que venimos haciendo, respecto a la concentración de la fecha de siembra y en que los productores destruyan el rastrojo en tiempo y forma, como corresponde, que podamos mantener el vacío sanitario y donde prácticamente la mayoría hacemos las aplicaciones al inicio del pimpollado, que es el momento fundamental que marca toda la bibliografía, aplicando el protocolo que nosotros desarrollamos, en la zona venimos sin tener ningún tipo de daño significativo, entonces, eso nos alienta a seguir con el protocolo y creo que vamos por el buen.

Compartir esta Noticia:

Noticias Relacionadas

Desde 1996, Revista Campo para Todos, es el único medio especializado en el sector agropecuario de la provincia de Santiago del Estero.